jueves, 12 de marzo de 2009


Tengo miedo de los ciclos
de las vivencias múltiples
de los antiguos panoramas

Suelo pedir mucho
entregar nada
o casi nada

Vengo del sin sentido
de la razón cobarde
de la disculpa justa

Trazo los sin sabores
el letargo matutino
el descanso a media tarde

Soy una locura cuerda
un desierto florido
una vivencia eterna

Quiero un perfume nuevo
un astro en mi jardín
¿Algo que me lleve al centro de mí?

Y la distancia se alarga
entre el silencio
el pregón justo en medio del desvelo

Supe que no estabas
que te fugaste voluntariamente
que enterraste un montón de recuerdos

Supe que la molestia no te la tomaste
que en pleno día alguien pudo darte
un abrazo lleno de caramelos

Y si me voy
y si regreso
y si te considero

Es otra vez el ciclo en mi destierro
otra vez la ausencia en tu presencia
otra vez las venas infartadas

De llanto mudo
pasión helada
y un crudo invierno

3 comentarios:

Guidaí dijo...

Ufff... me dejaste pensando. Todas estas palabras se metieron en un laberinto dentro de mi y dan vueltas y vueltas...

Realmente espero que el invierno no te sea tan cruel y que quien se fugue sea el "llanto mudo".

Un abrazo

Paola dijo...

Precioso - ha resonado en mi interior como un eco - como otro yo
Un beso

ISABELLA dijo...

muy lindo poema con una prosa final muy emotiva, me gusto mucho.

besos